lunes, 9 de noviembre de 2009

NASCAR


Domingo 8 de Noviembre por la mañana temprano, camino al Speedway de Dallas.
Bien es sabida mi tremenda afición a las carreras de coches ( o sea, ninguna ) pero lo de siempre, ...


- Oye, tenemos una entrada para ir a una de las carreras de la NASCAR, ... ¿ te vienes ?

- ... ¿ NASCAR ? ¿ y eso que es ? ... vale, me apunto.


Y ya está, porque según los profes visitantes curtidos en eso de los espectáculos americanos, es una de esas cosas a las que 'hay que ir' aunque no tengas ni idea de qué va el tema y la verdad solo puedo decir que fue ESPECTACULAR.


Tuvimos que ir unas cuatro horas antes por culpa del tráfico, pero eso si, aquí la gente se toma las aglomeraciones con mucha calma. Todo el mundo conduce super tranquilo. Si escuchas algún claxon es de un mexicano o de un español, que al parecer somos los únicos que nos desesperamos con esto de tener que ir en coche a todas partes.
La gente iba super preparada. Casi todo el mundo llevaba unos kits con tapones para los oídos o auriculares para aislar el sonido y unos aparatejos para medir la velocidad de los coches. Bolsos nevera con provisiones, camisetas con el número de su piloto favorito y asientos portátiles para poner en la grada, ... vamos, unos profesionales.
La entrada me costó 45 dólares, lo que en un principio me pareció 'carillo' pero cuando vi donde íbamos a estar sentados ... pues eso, el peor sitio, a pie de pista en una de las rectas del circuito, en la recta de los 'pobres' claro, porque al otro lado ( el circuito es un óvalo y el centro está lleno de las caravanas de los spónsor ) había montado un escenario en el que estaba tocando ZZ Top, menos mal que aquí lo tienen todo muy bien pensao y había una pantalla para seguir al detalle la carrera.
Después de escuchar el himno, de ver llegar la bandera de los EE. UU. en un helicóptero del ejército, de la vuelta al circuito de los pilotos montados en la parte de atrás de unas camionetas Chevrolet y de la vuelta de calentamiento de los coches, ... me di cuenta de lo que iba a ser aquello: EL RUIDO ERA ENSORDECEDOR, imaginaros a apenas diez pasos de la pista, ... ¡¡ UNA LOCURA !! menos mal que aquí todo el mundo es encantador y un alma caritativa me regaló unos tapones para los oídos porque si no no aguanto allí más de cinco minutos.
Y allí estaba yo con mis tapones de color morado en las orejas pensando tras la vuelta de calentamiento que no tenía que ser muy dificil conducir un coche de aquellos y que no entendía muy bien a qué venía tanta afición a aquello y a los pilotos si total, tampoco van tan rápido, .... así pensaba hasta que dieron la salida y vi ( mejor dicho, escuché )esto:
video
Creo que estuve con la boca abierta cinco minutos, sin pestañear, en la tercera vuelta uno de los coches se salió de la pista justo en nuestra recta ( repito, la recta de los 'pobres' ) y la gente se volvió loca, todo el mundo entusiasmado, ... en fin, un espectáculo que hay que vivir al menos una vez.
Para ser sincera no terminé de ver la carrera. Tenía que estar pronto en Corsicana, pero regresé más que satisfecha después de dos horas viendo coches dar vueltas :-)


2 comentarios:

  1. hola luisa!!ayer conoci a 4 de tus hermanos!!se confirma mas los unidos que estaís!!les encanta Sofia y la cerveza!!!!y por supuesto los precios!!bueno como ves aquí también tienes una fuente de información, para que te sepas un poco de como andan las cosas por Sofia!
    ya veo que te estas americanizando!porque lo de Nascar es de lo más americano que tiene el chacho Sam!!
    ún saludo!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario Luisa, por fin tengo a mi hermanillo de vuelta!!!! permiteme que bichee un poco por tu blog...

    ResponderEliminar